A11y block

Logo UMedia

Discursos, tasas y prudencia*

image

articulo

 

La política monetaria y en general la política pasa por momentos difíciles en el mundo. El enfoque posmoderno está cargado de ideas carentes de sustento, sumadas al efecto anabolizante de las redes sociales que las visibilizan. Esto evoca en mí una gran nostalgia de la prudencia a la cual nos acostumbraron figuras responsables con tino e integridad que en ocasiones pasaron desapercibidas.

Ben Bernanke, galardonado con el Premio Nobel de Economía en el 2022, en una amena discusión sobre el papel de los creadores de política monetaria**, menciona la importancia de los discursos, incluso destacándolos como una de las herramientas con que cuentan las autoridades monetarias al nivel de la tasa de interés y el circulante de dinero en la economía. Más allá de las operaciones de mercado abierto y el movimiento en las tasas de interés, el discurso se destaca como un elemento fundamental en la formación de expectativas y estas a su vez como precursoras de la confianza del consumidor, así como de la industria.

En su paso por la reserva federal fue un claro ejemplo de prudencia y acciones encaminadas a generar estabilidad y recuperación en el 2008 tras una crisis de proporciones catastróficas. Este es tal vez el elemento que se viene desdibujando en nuestro país, donde los discursos explotan y distorsionan las expectativas de mercado mientras las acciones requeridas para transformar la realidad están lejos de concebirse.

El discurso de eliminar los hidrocarburos de la canasta exportadora de Colombia tiene dificultades. El Atlas de Complejidad Económica de Harvard recopila las canastas exportadoras de la mayoría de países del mundo, así como su comportamiento en el tiempo. En el caso colombiano presenta rubros de total exportado por 37.5 billones  de dólares y un déficit de cuenta corriente de cerca de 17.5 billones de dólares.

Al desagregar los sectores es evidente el peso del sector minero energético -excluyendo oro- con alrededor de un 35% del conjunto de productos exportados. El reto para la economía consiste en sustituir cerca de 13 billones de exportaciones y cerrar el déficit, cuentas que sumadas se aproximan a los 30 billones de dólares.

grafico

Fuente: Atlas of Economic Complexity

 

Seguro muchos se preguntarán qué tan fácil o difícil es generar dicho proceso de sustitución y desarrollo de nuevos productos exportables, pregunta que el mismo Atlas puede ilustrar. En los últimos 15 años Colombia ha generado nuevos productos de exportación por 447 millones de dólares, los cuales representan algo cercano al 1.49% del total de su canasta exportable. Países un poco más desarrollados como Brasil han logrado aumentarla en 916 millones de dólares, Chile unos 292 millones de dólares y Uruguay alrededor de 1.24 billones de dólares en el mismo período de tiempo.

El discurso del actual gobierno no solo carece de una visión realista, sino que erosiona las expectativas de largo plazo del sector productivo, así como se mina la confianza en el desempeño fiscal futuro.

Cuántas lecciones deberán aprender de una política mesurada, de una retórica que genere confianza, de acciones concretas hacia el desarrollo productivo, pues, aunque los efectos de algunos errores se manifestaron rápidamente sobre la tasa de cambio, las consecuencias más críticas pueden manifestarse en el largo plazo sobre aquellos que deben tomar decisiones de inversión real.

Más que hacer una apología a los gobiernos que precedieron el actual, es la nostalgia de aquella prudencia que hace verdaderos sabios.

 

Rafael Gómez Gómez

Graduado de la Maestría en Economía (2017)

Profesor UManizales

@profe_RafaelG

 

*Las opiniones expresadas en este espacio no comprometen el pensamiento de la Universidad de Manizales.

** https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/bernanke-senala-papel-constructivo-de-politica-monetaria-expansiva-en-eeuu_QZ3z2WrdZEaf3NlGWudkT6/

Compartir
Logo UMedia

Regístrate aquí para recibir nuestros boletines informativos