A11y block

Logo UMedia

Psicología y números

Daniel_Hurtado_Cano (1)

 

Hoy, como director de Manizales Cómo Vamos, constantemente me preguntan, ¿y la psicología? La psicología está en los datos sociodemográficos que presentamos constantemente, su lectura requiere una comprensión amplia de lo que sucede socialmente. La psique, otrora entendida en los límites del individuo, cada vez más ha legitimado su vitalidad colectiva. Recuerdo la columna de “Esa psique que somos” que compartí en el diario La Patria hace un par de ellos, una reflexión sobre lo que implica la psicología en la discusión pública territorial.

La psicología, independiente del enfoque, tiene una cercanía inevitable con el número, con la cantidad, ¿de qué otra forma la profundidad podría entenderse sin reconocer de manera indisoluble la cualidad y la cantidad de la experiencia humana? El dato no es sólo una cantidad, requiere de contexto para obtener profundidad en el análisis social que se realiza de él. El dato, la medición de la calidad de vida territorial, permite poner sobre la mesa parte de lo que nos aqueja y nos importa como colectivo. La psicología y el número entran en diálogo constante; lo que nos sucede individualmente es único por la experiencia propia que legitima, sin embargo, lo único también es compartido por otros, quizás con otros matices, pero que nos involucran como colectivo. Por ello, la psicología y el número requieren caminar juntos para entender desde la capa más superficial de lo que expresan nuestros indicadores, hasta las bases más estructurales que condicionan nuestra calidad de vida local.

La psicología en los números podría dotar de profundidad las lecturas que realizamos de lo que acontece. El conocimiento técnico fija límites para interpretar aquello sobre lo que se está dando cuenta; sin embargo, la experiencia y las demás ciencias, en este caso la psicología como disciplina que vivo, puede en conversación con otras disciplinas alentar un diálogo que abarque más, aquel que puede dar cuenta de lo que implica el dato objetivo en nuestra realidad, la conciencia del dato subjetivo como insumo de lo que acontece y, sobre todo, la posibilidad de realizar lecturas más amplias que, si bien están soportadas en el punto de partida del número y del dato, pueden elevarse para realizar lecturas más globales sobre la calidad de vida territorial, aquella que incluye la idiosincrasia y, de manera especial, el momento histórico en el cual nos estamos moviendo para reconocer la conciencia colectiva que estamos alcanzando.

La psicología y los números, o más propiamente los datos, tienen una relación indisoluble que es necesario no desconocer.

 

*Daniel Hurtado Cano, graduado del programa de Psicología de la Universidad de Manizales y director de Manizales Cómo Vamos.

*Las opiniones expresadas en este espacio no comprometen el pensamiento de la Universidad de Manizales.

Compartir
Logo UMedia

Regístrate aquí para recibir nuestros boletines informativos