Inicio / Edición 7

Antonia Bernal Duque

Prevenir el suicidio,

Imagine que llega al servicio de urgencias por un cuadro respiratorio que luego diagnostican como asma; el médico que lo atiende le pregunta por los antecedentes de enfermedades en su familia, la historia clínica, alergias y hábitos. Esto mismo pasa con quienes se intentan suicidar, sin embargo, los interrogantes adicionales van enfocados más hacia el estado mental cuando visitan este servicio después de intentos suicidas.

Preguntas y respuestas a cuestiones como consumo de drogas, antecedentes de enfermedades o trastornos mentales, procedimiento utilizado, entre otras, se registran en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila) una vez se reporta un intento de suicidio en la ciudad.

Los datos obtenidos pocas veces son empleados con fines preventivos, pero Catalina Guevara Giraldo, ingeniera de sistemas y telecomunicaciones de la Universidad de Manizales, vio la necesidad de unir academia, ciencia y tecnología en proyectos útiles para la sociedad. Diseñó un sistema de información geográfica para identificar personas en riesgo de suicidio en Manizales.

El sistema filtra esta información para identificar los lugares, situaciones y posibles factores de riesgo. “La plataforma pretende ser un apoyo técnico para que el personal que trabaja en la promoción, prevención y atención de la salud mental tenga insumos para evitar el suicidio, una de las problemáticas más latentes en la capital de Caldas”, cuenta Guevara Giraldo.

El proceso

El sistema fue desarrollado en 2019 y se utilizaron bases de datos del 2017 suministradas por la Dirección Territorial de Salud de Caldas, a través del Sivigila.

Una vez el personal de la salud ingresa los datos, Guevara Giraldo los toma para el mapeo, los organiza y compara qué variable depende de otra o cuáles coinciden, y estima su importancia según un modelo estadístico que grafica el riesgo en dos colores: negro y rojo. Este patrón permite estudiar información y visualizarla en el sistema, el cual ubica a los pacientes por su dirección de residencia y así poder analizar el nivel de compromiso en el que se encuentra el usuario.

“Si bien todas las personas que intentan suicidarse se encuentran en un nivel de riesgo, el sistema establece quiénes necesitan mayor atención, y al ubicarlos podemos realizar un control, pues cada persona que intenta quitarse la vida requiere, por lo menos, dos años de monitoreo”, afirma la ingeniera de Sistemas y Telecomunicaciones.

Tecnología al servicio de la salud

Para Juan David Salazar Osorio, médico del programa Telesalud de la Universidad de Caldas, los sistemas de referenciación geográfica son útiles en el análisis de las enfermedades, pues permiten conocer mejor la distribución de cada patología, la población, identificar las zonas de más riesgo, y en algunas afecciones permite plantear asociaciones espaciotemporales y formular nuevas hipótesis. “Son datos que quizás analizándolos en una tabla no podríamos identificar”, dice.

Sobre el proyecto de Catalina, Salazar Osorio, quien no hizo parte del mismo, comenta: “Suena muy interesante. Caldas es un departamento con una alta prevalencia de enfermedad mental como trastorno afectivo bipolar, y también con una de las tasas nacionales más altas de suicidio. Todos los esfuerzos destinados a entender mejor esta población vulnerable nos permitirán intervenirla de una forma más adecuada y oportuna”.

Retos y dificultades

Para Catalina, una de las mayores dificultades en este proceso fue conseguir la información, pues el acceso es complicado, además de la depuración de la misma y el registro de las direcciones y ubicación de cada paciente.

Dentro de sus expectativas, Guevara Giraldo recalca que espera que su sistema sea implementado en la mayor cantidad de ciudades posibles para así poder prevenir y evitar casos en los que las personas se quitan la vida. “Con él podemos verificar si las campañas que se hacen de prevención son realmente efectivas y así mejorarlas progresivamente de acuerdo con las necesidades de la comunidad”, agrega.

Respecto a sus planes a futuro, la especialista en Sistemas de Información Geográfica, concluye: “Estoy en proyectos tanto de salud como en otras áreas, y quisiera trabajar de la mano de instituciones públicas o privadas con el fin de aportar mis conocimientos a la prevención, pues la salud mental es una prioridad. Aunque para la sociedad este proyecto parece algo realmente útil, aún no he recibido propuestas para implementarlo”.

¿El suicidio se puede prevenir?

Según Jaime Alberto Carmona Parra, doctor en Psicología Social y experto en el tema, es prevenible llevando un control de la salud mental en la población. “A veces vemos el cerebro como un órgano que no se enferma, pero ir al psicólogo o al psiquiatra es tan normal como hacer un chequeo de medicina general”.

Galardón

Con el sistema para identificar personas en riesgo de suicidio en Manizales a través de Sistemas de Información Geográfica, Catalina obtuvo el premio Young Scholar Award que entrega la compañía ESRI.